La vuelta al cole viene este año lleva de dudas para padres y madres. Resolver estas cuestiones para estar tranquilos mientras los peques están en clase es clave para mantener la calma y sentirse seguros. Déjate aconsejar por los epidemiológicos expertos en pandemias como David Martín Corral.


En el cole con mascarilla

La vuelta al cole este 2020 está siendo una de las más atípicas de la historia. La pandemia sigue afectando a todos los sectores y los colegios no iban a ser menos. En este artículo no queremos centrarnos en las medidas de seguridad recomendadas o impuestas por los gobiernos sino en qué debemos hacer como padres para cuidar la salud de nuestros niños.

Seguramente tendréis cientos de preguntas y estéis dudando sobre la viabilidad de mantener seguros a los más peques al llevarlos al cole. Lo más importante que debéis hacer es mantener la calma y estar tranquilos. Sí, la covid-19 es peligrosa y deja una estela de fallecimientos y enfermedad tremendos. Sin embargo, los niños son la parte de la población más segura ante esta pandemia.

Vuelta al cole de la mano de los expertos

Hemos tenido la suerte de poder mantener una breve entrevista con Angélica de POiN y David Martín Corral, epidemiólogo computacional y cofundador de Zensei. ¿Se os ocurre mejor manera de estar informados que con los datos aportados por un profesional epidemiológico? A nosotros tampoco.

Ante los cientos de preguntas que, como padres y madres, se nos ocurren, hemos seleccionado las que consideramos más importantes para mantenernos informados. La entrevista se hizo en directo y los asistentes tuvieron la oportunidad de dejar sus dudas y cuestiones en el chat de la plataforma.

Si no tuviste la oportunidad de ver la charla en su momento, no te preocupes, te vamos a destacar lo más señalado. Y, mejor aún, incluimos el video al final del artículo para que puedas verlo tantas veces como consideres oportuno.

Pero no nos demoremos más y pongámonos manos a la obra. Dentro de las cuestiones que realizó Angélica a David, destaquemos las siguientes.

Coronavirus y niños: ¿en qué situación nos encontramos?

Debemos mantenernos tranquilos y, con la vuelta al cole, debemos tener en cuenta las enfermedades respiratorias que afecten a los niños. El coronavirus no afecta de la misma manera a los peques de la casa. Por ello, no debemos preocuparnos en exceso por su posible contagio, sino por las segundas cadenas a las que ellos pueden transmitir el virus.

La mortalidad en términos demográficos por la covid-19 afecta especialmente a los mayores de 65 años. A diferencia del virus de la gripe, que incrementa su afección en pacientes de 0 a 5 años y mayores de 65, el coronavirus no muestra “interés” por los más pequeños.

Seguramente todos pasemos por el virus de la covid-19 pero no debemos preocuparnos por las vidas de nuestros hijos. Lo que debe mantenernos alertas son las segundas cadenas de contagio. Es decir, esas personas mayores que entran en contacto con los pequeños a los que pueden transmitir el virus.

Virus estacionales y covid-19 en la vuelta al cole

Según diversos estudios epidemiológicos, en zonas geográficas donde ha habido más vacunaciones por enfermedades respiratorias conlleva una incidencia menor del coronavirus. Existen evidencias que muestran que, si los niños cuentan con todas sus vacunas y si son pacientes de riesgo se añade la de la gripe, no debería haber ningún problema. Su sistema inmunológico, al estar plenamente cargado de algún agente viral respiratorio, más protegido está.

Se podría decir que incluso resultaría beneficioso para los niños pasar el coronavirus a tan temprana edad. De hecho, ahora comienza la temporada de bronquiolitis, el primer virus respiratorio de la campaña de frío. Se espera que, si el niño padece una bronquiolitis tenga el sistema inmune mejor preparado para hacer frente al coronavirus.

No podemos olvidar que, al fin y al cabo, los niños son por sí mismos contagiadores de virus. No solo de la covid-19 sino de todo tipo de virus. La única diferencia con el coronavirus es que aún debemos aprender cómo convivir con él.

Vuelta al cole

Qué debemos hacer si el niño presenta síntomas

Independientemente de los síntomas que muestre el menor, debemos aislarlo, cuidarlo y que pase la enfermedad de la mejor manera posible. No hay que preocuparse de más. Mocos, tos, febrícula… bien puede ser una gripe, bronquiolitis o cualquier otro virus distinto al coronavirus. Tras consultar con el pediatra, se medicará al niño con lo recetado y se le cuidará, como llevamos haciendo los padres y madres desde tiempo inmemorial.

Lo que realmente preocupa es la cadena de contagio que pueden crear los pequeños. Abuelos, tíos o cualquier persona de riesgo y/o mayor de 65 años.

La vuelta al cole no consiste en poner en peligro a nuestros niños, sino a nuestros mayores o personas de riesgo. Las clases burbuja, aunque difíciles de asegurar, lo importante es ayudar a cortar las cadenas de contagio.

Cómo cortar las cadenas de contagio

Principalmente, para cortar cualquier cadena de contagio se consigue a través del distanciamiento social. Si no contamos con medidas anafilácticas, restringir el contacto social es la única manera de bajar la curva de contagios.

Testear, trazar y aislar. Se hacen PCR para testar si la persona está o no contagiada. En caso de padecer la covid-19 se traza el círculo social de la persona y se le aísla en cuarentena de dos semanas. Así, durante el periodo que la persona es infecciosa, no entra en contacto con terceros y deja de expandir la cadena de contagio.

En el caso de los niños y la vuelta al cole, como no vamos a saber qué tiene nuestro hijo con sus síntomas, debemos dejarlo en casa para que no entre en contacto con otros (compañeros de clase, abuelos, etcétera).

Claves para la vuelta al cole

Ante todo, hay que tener claro que vamos a convivir con el riesgo de contagio. Lo que debemos hacer es minimizarlo. Podemos encerrarnos en casa (que pocos querremos confinarnos de nuevo) o poner barreras.

Estos límites son los que ya sabéis y que repite todo el mundo cada dos por tres:

· Usar mascarilla

· Lavarse las manos

· Emplear gel hidroalcohólico cada vez que sea necesario

· Distanciamiento social

Se trata de establecer un comportamiento muy bueno de higiene y aseo personal. Los niños educados con estas medidas van a ser muy distintos a cómo hemos crecido nosotros. El resultado serán personas mucho más conscientes del riesgo de contagio y cómo evitarlo.

Cómo veis, la vuelta al cole, aunque atípica, no debe ser un motivo de preocupación más allá de conseguir el material adecuado para los peques. Eso sí, siempre manteniendo las guías de comportamiento e higiene personal para intentar que los contagios sean mínimos.