Muchos padres expresan su temor a la vuelta al cole debido al COVID-19. Sin embargo, el coronavirus no se perfila como una enfermedad respiratoria con alto impacto en los niños.


Vuelta al cole y covid-19

El inicio de la pandemia por coronavirus nos obligó a todos a reajustar nuestras vidas y afrontar un confinamiento muy duro. Los niños fueron uno de los colectivos que más sufrieron el aislamiento y la falta de actividad social. Ahora, con la vuelta al cole, los pequeños muestran su alegría por el hecho de volver a una vida cotidiana que les permite, entre otras cosas, reencontrarse con sus compañeros y chicos de su edad. Sin embargo, los padres y madres se muestran preocupados frente a la posibilidad de que sus hijos se vean afectados por la COVID-19. ¿Hay motivos para preocuparse? ¿Cómo debemos comportarnos en esta vuelta al cole frente a la enfermedad?

Vuelta al cole: prevenir enfermedades respiratorias

No cabe duda de que este es un curso escolar atípico. Por ello, los centros educativos deben tomar medidas que garanticen la mínima incidencia del coronavirus en las aulas. Esta es la razón por la que se ha adoptado un Acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. En él se adoptan, en coordinación con la Conferencia Sectorial de Educación, la declaración de actuaciones coordinadas en Salud Pública Frente a la COVID-19 para Centros Educativos durante el curso 2020-2021.

Según consta en este documento, “la evidencia apunta que los niños, niñas y adolescentes tienen menor probabilidad de sufrir complicaciones de la enfermedad y que la mayoría de ellos presentan un cuadro de infección leve o asintomática. Además, todavía no existe suficiente evidencia científica con respecto al papel que tienen los niños y niñas en la transmisión de la enfermedad, aunque parecen tener una menor capacidad de transmisión en contextos de transmisión comunitaria controlada”.

Aun así, es cierto que para muchos expertos, como nuestro especialista epidemiólogo David Martín Corral, la COVID-19 apenas representa una amenaza para nuestros estudiantes. No obstante, sí que hemos de tener en cuenta el papel que juegan en la segunda cadena de contagio. ¿Qué significa esto? Que los niños sí pueden ser una fuente de contagio y propagación para personas de riesgo, como abuelos o parientes con otras patologías.

La vuelta al cole y las infecciones respiratorias

Al margen de la COVID-19, es preciso que padres y tutores puedan hacerse una idea de una circunstancia cotidiana con la que convivimos cada año. El otoño y el invierno son temporadas en las que todos, y especialmente nuestros hijos, conviven con diversos virus, coronavirus y enfermedades respiratorias.

Los mocos, las toses y la fiebre suelen ser compañeros habituales de los escolares que, además y por el estrecho contacto que mantienen en el colegio, se reinfectan una y otra vez. Esto hace que los pequeños encadenen varias enfermedades respiratorias a lo largo de la temporada.

cole y frío

Qué enfermedades nos esperan con la vuelta al cole

En la situación en la que nos encontramos, es importante tomar conciencia de las enfermedades respiratorias que nos esperan con la vuelta al cole. Excepto la COVID-19, hay que reconocer que cada año en otoño, con el regreso a las aulas, existe una lista de procesos infecciosos por los que pasan nuestros hijos. Rinovirus, coronavirus, virus… la lista es amplia y lidiamos con ella con total normalidad.

Estamos acostumbrados a que los estudiantes padezcan varios procesos víricos a lo largo de la temporada. Los mocos y la tos forman parte de la convivencia en las aulas. La única diferencia, en esta ocasión, es que el nuevo coronavirus ha llegado como un auténtico desconocido y se ha instalado entre nosotros.

Pero, como ya se ha planteado a lo largo de este artículo, el nuevo patógeno SARS-CoV-2 no es el único coronavirus que afecta a los humanos. De hecho, sobre todo en otoño y primavera, cuando se agudizan los problemas respiratorios, es habitual que un porcentaje de afectados por enfermedades respiratorias deban su patología a la infección por un coronavirus.

Algunos de estos agentes infecciosos ya han sido sobradamente estudiados. Un ejemplo reciente lo tenemos en ‘Coronavirus occurrence and transmission over 8 years in the HIVE cohort of households in Michigan’. Las conclusiones de este reciente trabajo han sido publicadas en la revista científica The Journal of Infectious Diseases.

En el estudio, cuatro de los siete coronavirus conocidos que son capaces de infectar a las personas, provocan procesos infecciosos respiratorios muy corrientes. Los cuatro se ajustan a un modelo completamente estacional y se contagian de una manera muy parecida a como lo hace el virus de la gripe.

En el caso del coronavirus que provoca la COVID-19, los expertos parecen alcanzar un consenso al dilucidar que la nueva infección ha llegado para quedarse. Todos esperamos la vacuna y tendremos que acostumbrarnos a convivir con el virus, tal y como lo hacemos con otras enfermedades respiratorias que también vienen con la vuelta al cole.

Las afecciones más comunes que coexisten en las aulas

Con el cambio de estación y la llegada de la temporada más fría hace su aparición una serie de infecciones del aparato respiratorio a la que ya, por el tiempo que hace que cohabitan con nosotros, estamos acostumbrados.

La vuelta al cole 2020-2021 trae consigo la necesidad de añadir a la lista de enfermedades respiratorias la COVID-19. En realidad, la influencia del coronavirus SARS-CoV-19 no parece ajustarse a las patologías estacionales. De hecho, durante la temporada veraniega hemos asistido a repuntes y rebrotes que más tienen que ver con el hecho de no respetar las medidas de seguridad.

No obstante, no se puede dejar de lado el hecho de que la COVID-19 también va a estar ahí durante el periodo de estacionalidad de otras enfermedades respiratorias. Es más, lo más previsible es que, en ciertos casos, los escolares puedan contagiarse de más de una afección.

Lejos de suponer un problema añadido, algunos especialistas están convencidos de que si un niño enferma por otras infecciones respiratorias, el hecho de que padezca una de las enfermedades ya conocidas podría ayudar a que el coronavirus fuera menos virulento.

La causa de ello, según los médicos, es que el sistema inmunológico del paciente que se ha contagiado de enfermedades comunes, al encontrarse activo y a toda marcha para luchar contra otra patología, sirva de escudo para minimizar las consecuencias de la COVID-19.

Es cierto que la población se encuentra alerta y con recelo por la vuelta al cole. Sin embargo, es importante comprender que los niños resultan muy resistentes al coronavirus. Lo cierto es que, la mayoría de los contagiados, resultan asintomáticos. Eso sí, es importante que vigilemos a nuestros hijos para que no se conviertan en agentes propagadores de la enfermedad.

Por su parte, como cada año, la vuelta al cole llega con una serie de enfermedades respiratorias ya habituales. Entre la población infantil, el listado se centra en:

· Gripe.

· Resfriado.

· Bronquitis.

· Bronquiolitis.

En esta temporada, además, los adultos tendremos que hacernos a la idea de que la lista de enfermedades respiratorias durante la vuelta al cole incluye la COVID-19.

higiene

Cómo combatir las enfermedades respiratorias

Aunque parezca increíble, la mayoría de las afecciones respiratorias que se vinculan a la vuelta al cole, precisan unas pautas de higiene prácticamente iguales para mantener los patógenos a raya y minimizar la incidencia de contagios.

Las reglas establecidas por las autoridades sanitarias permitirán que, prácticamente, todas las patologías respiratorias estacionales tengan un menor índice de propagación. Por ello, es importante que inculques a tus hijos las medidas higiénicas recomendadas:

· Uso de la mascarilla.

· Frecuente lavado de manos.

· Utilizar el gel hidroalcohólico siempre que se mantenga contacto con un objeto o superficie susceptible de ser contaminada.

· Uso de pañuelos de papel desechables.

· No tocarse la cara, la nariz, los ojos y la boca.

· Monitorizar los síntomas.

Para este último consejo te puede resulta muy útil descargarte la app gratuita de Zensei. Llevarás un control minucioso de tu afección respiratoria que, además, ayudará a tu médico a comprender tu evolución.

vuelta al colegio

Minimizar el miedo de los niños a la pandemia

Los antecedentes de esta reciente enfermedad han supuesto un fuerte impacto para todos. El hecho de que hayamos tenido que estar confinados y alejados de otras personas ajenas a nuestra unidad familiar ha sido un choque considerable para cualquiera, especialmente para los más pequeños.

Esta cuestión, unida al hecho de que todas las noticias que se recibían a través de los medios de comunicación fuesen terriblemente impactantes, ha contribuido a que muchos escolares hayan desarrollado cierto miedo a cualquier tipo de enfermedad.

Es el momento de mostrar todo nuestro apoyo a los más pequeños con respecto a la COVID-19. Es importante que recordemos que los escolares han estado encerrados y recibiendo información muy dura: número de contagiados, críticos, fallecidos, imágenes de morgues improvisadas…

Es natural que nuestros hijos se hagan multitud de preguntas, incluso que sientan recelo, desasosiego y temor. La vuelta al cole es la ocasión perfecta para animarlos ha expresar lo que sienten, preguntar sus dudas y comentar sus temores. Es el momento de estar ahí para reforzar positivamente su estado anímico y ayudarlos a familiarizarse con la situación.

Referencias:

Coronavirus occurrence and transmission over 8 years in the HIVE cohort of households in Michigan. Monto et al. The Journal of Infectious Diseases. Oxford ACADEMIC 2020

Epidemiology of Seasonal Coronaviruses: Establishing the Context for the Emergence of Coronavirus Disease 2019. Nickbakhsh et al. The Journal of Infectious Diseases. Oxford ACADEMIC 2020

Por qué los niños deben ir al cole a pesar de la pandemia: Los 10 pasos para una vuelta segura. Europa Press. Noticias CYL