La COVID-19 ha tra√≠do consigo un gran n√ļmero de pruebas serol√≥gicas, test y PCR destinados a la detecci√≥n del coronavirus. Te ayudamos a comprender c√≥mo funciona cada uno.


Serología covid-19

Durante los √ļltimos meses, la pandemia provocada por el coronavirus SarS-CoV-2 ha contribuido a que nuestro vocabulario habitual incorpore t√©rminos y conceptos ajenos hasta ahora para la mayor√≠a de nosotros. Es el caso de la palabra ‚Äėserolog√≠a‚Äô, que aparece a diario en medios de comunicaci√≥n, entre autoridades de Salud y, hasta en el √°mbito m√°s cotidiano, entre personas comunes que desean saber si est√°n libres del pat√≥geno.

No obstante, a la hora de resolver si una persona est√° o no contagiada, no existe una √ļnica f√≥rmula para descubrir la presencia del coronavirus. Al margen de que existen varias pruebas serol√≥gicas, tambi√©n es posible realizar tests a trav√©s de otros m√©todos. Es hora de arrojar luz sobre un asunto que es de la incumbencia de todos.

¬ŅEs la serolog√≠a el √ļnico recurso que se usa para detectar la COVID-19?

Rotundamente no. Incluso, hay que se√Īalar que existen distintas serolog√≠as vinculadas al testeo para detectar la presencia del coronavirus. En este sentido, es importante saber en qu√© consiste cada prueba. Dependiendo de qu√© prueba se lleve a cabo se obtendr√° una validez y una sensibilidad/especificidad determinadas.

La gente suele hablar sobre las pruebas de COVID-19 como si solo significara una cosa. Pero en realidad, la Administraci√≥n de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) ha otorgado hasta ahora autorizaci√≥n de uso de emergencia a m√°s de 200 pruebas diferentes destinadas a detectar una infecci√≥n actual o pasada de SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19. M√°s recientemente, la agencia fue noticia por aprobar la primera prueba de este tipo que utiliza muestras de saliva, la prueba SalivaDirect de la Escuela de Salud P√ļblica de Yale, seg√ļn informaci√≥n de la revista Times.

En este maremágnum de recursos existe un caos informativo que hace difícil que el usuario medio pueda distinguir cuál es el procedimiento más indicado al que someterse para saber si está contagiado, si ha pasado la enfermedad, si es un asintomático…

Inmersos en lo que ya empieza a ser considerada como la segunda ola de la pandemia, los ciudadanos quieren saber elegir: test de antígenos, test rápido, pruebas serológicas, PCR… Son tantas las opciones. Los especialistas parecen haberlas dividido en tres grupos: PCR, antígenos y anticuerpos.

Pruebas de PCR

La mayoría de las pruebas de COVID-19 que se realizan en los EE. UU. en este momento utilizan tecnología de reacción en cadena de la polimerasa (PCR). Estas pruebas detectan la enfermedad al buscar rastros del material genético del virus en una muestra que se recolecta con mayor frecuencia a través de un hisopo de nariz o garganta.

Los Centros para el Control y la Prevenci√≥n de Enfermedades (CDC) de EE. UU. consideran que las pruebas de PCR son el ‚Äúest√°ndar de oro‚ÄĚ de las pruebas de COVID-19, pero, como todas las pruebas, no son perfectas.

Los estudios han sugerido que hasta un 30% de los resultados de la prueba de PCR de COVID-19 son inexactos. (A modo de comparación, los CDC en 2018 estimaron que las pruebas rápidas de la gripe tienen aproximadamente la misma tasa de resultados incorrectos).

Con las pruebas de COVID-19, los falsos negativos parecen ser mucho m√°s comunes que los falsos positivos, por lo que si obtiene un resultado positivo, es muy probable que tenga el virus. Si obtiene un resultado negativo pero tiene s√≠ntomas de coronavirus o recientemente encontr√≥ a alguien enfermo con el virus, a√ļn debe aislarse hasta que los s√≠ntomas desaparezcan.

Pueden ocurrir falsos negativos si los profesionales de la salud no profundizan lo suficiente en la nariz o la garganta para recolectar una buena muestra. El momento de la prueba tambi√©n es importante. Las infecciones se pueden pasar por alto si las pruebas se realizan demasiado pronto despu√©s de la exposici√≥n, seg√ļn muestran las investigaciones.

También es posible lo contrario. A veces, después de que el virus ha sido eliminado, todavía queda mucho material genético en el cuerpo. Esto puede hacer que una persona dé positivo incluso si no está activamente enfermo. Hacerse la prueba aproximadamente cinco días después de una posible exposición parece ser el punto óptimo.

Lo cierto es que la PCR se ha convertido en el test m√°s conocido y, a pesar de todo, con la adquisici√≥n de experiencia por parte de los sanitarios, se ha conseguido que su tasa de fiabilidad llegue hasta el 95%, seg√ļn la marca.

Tiene la ventaja de que detecta el virus en el momento de realizar la prueba, pero es muy lenta. Los resultados precisan entre tres y cinco horas. Adem√°s, es la m√°s cara, en torno a los 120 euros.

Coronavirus

Test de antígenos

Las pruebas de antígeno pueden cambiar los resultados en minutos, pero la velocidad viene con compensaciones. Al igual que las pruebas de PCR, las pruebas de antígeno generalmente requieren un hisopado de nariz o garganta. Pero a diferencia de las pruebas de PCR, que buscan material genético del virus SARS-CoV-2, las pruebas de antígenos buscan proteínas que viven en la superficie del virus.

Este proceso es un poco menos laborioso que las pruebas de PCR, ya que no hay tanta qu√≠mica involucrada, pero tambi√©n es menos sensible. Seg√ļn los expertos, eso abre la puerta a posibles falsos positivos (si la prueba detecta prote√≠nas que se parecen a las del SARS-CoV-2) o negativos (si omite las prote√≠nas por completo). Los falsos positivos son raros con las pruebas de ant√≠geno, pero se informa que hasta la mitad de los resultados negativos son inexactos. Si la prueba es negativa, pero muestra s√≠ntomas o ha tenido una exposici√≥n peligrosa, su m√©dico puede ordenar una prueba de PCR para confirmar el resultado.

De todos modos, al igual que con las pruebas genéticas rápidas, algunos expertos argumentan que las pruebas de antígenos de rápido movimiento podrían ayudar a aliviar los cuellos de botella de las pruebas lo suficiente como para compensar su precisión reducida. Además, algunos laboratorios han sacado al mercado nuevos test de este tipo que dicen tener una fiabilidad del 93%, muy superior al 30% que se observó al inicio de la pandemia.

Los resultados de estas pruebas se obtienen en apenas 15 minutos y su precio es muy asequible. Se dice que la Comunidad de Madrid los ha adquirido por 4,5 euros la unidad.

TMA

Con un nivel de fiabilidad muy similar a la PCR y un precio también parecido, la ventaja de la TMA es que el resultado está en dos horas. Sin embargo, para llevar a cabo la prueba es necesaria una tecnología muy precisa de la que no todo el mundo dispone.

Pruebas de saliva

Las pruebas de saliva por coronavirus son un nuevo tipo de diagnóstico por PCR para COVID-19. Pero recolectar saliva es menos invasivo que un hisopo de nariz o garganta y más fácil de hacer en casa o sin capacitación médica. SalivaDirect, la prueba de Yale, tampoco requiere reactivos químicos patentados ni tubos de ensayo, lo que sus desarrolladores esperan que ayude a aliviar los problemas de suministro y acceso.

Las primeras investigaciones de Yale realizadas por jugadores de baloncesto profesionales sugieren que la prueba de saliva es tan precisa como una prueba de PCR nasal tradicional, pero aun necesita ser testada de manera m√°s amplia para ver si ese hallazgo es cierto.

Pruebas serológicas

Los detectores de anticuerpos son los test que realmente entran dentro del campo de la serología. Los anticuerpos de la enfermedad son detectados directamente en la sangre. Fundamentalmente se investigan dos anticuerpos, los IgM y los IgG. En el caso de los anticuerpos IgM su aparición se hace patente entre siete y quince días tras ser infectado. Se trata de la primera reacción de nuestro cuerpo y se traduce en que la infección sigue activa. Los anticuerpos IgG aparecen inmediatamente después, se caracteriza por su elevada precisión y se detecta a las dos o tres semanas de la infección.

En este caso se emplean dos tipos de test para obtener una confirmación. El test rápido se realiza con un pinchazo en el dedo y el test CLIA/ELISA consiste en un análisis de sangre.

Para algunos profesionales, las pruebas serol√≥gicas, tras seis meses de utilizaci√≥n, han arrojado una funcionalidad mucho menor de la que se esperaba. La raz√≥n estriba en que aun no se sabe cu√°nto tiempo permanecen los anticuerpos. Adem√°s, es posible que hayas tenido el virus y la √ļnica forma de comprobarlo es a trav√©s de una PCR.

Test r√°pido

La ventaja de esta prueba de serología estriba en que es muy fácil llevarla a cabo. Basta con un pinchazo en el dedo y extraer una gota de sangre de la persona. En solo 10 minutos dispondremos del resultado. Sin embargo, esta prueba ha sido objeto de gran controversia desde el principio. Ello se debe al hecho de que se le confiera una sensibilidad muy baja.

Test CLIA o ELISA

Ambas pruebas se realizan a través de un análisis de sangre para detectar los anticuerpos. La principal diferencia entre estos test de serología es que el CLIA emplea fluorescencia, este hecho le confiere mayor precisión. De hecho, ELISA podría dar negativo y CLIA positivo. Esta es la razón por la que CLIA tiene un precio más elevado.

De todas formas, ambos tienen notables ventajas frente al test rápido. Su grado de sensibilidad es mucho mayor, indican si hay anticuerpo y, en este caso, la cantidad. Esta cuestión permite determinar en qué estadio de la enfermedad se encuentra.

Al margen de las pruebas serol√≥gicas y ante la permanencia de la pandemia, los laboratorios se hayan en plena ebullici√≥n para dar con pruebas cada vez m√°s eficaces. Es el caso del sofisticado test creado por Espa√Īa que podr√≠a ser una de las mejores opciones para facilitar los procesos de detecci√≥n de la COVID-19.

Referencias:

What to Know About COVID-19 Tests, From PCR to Antigen to Antibody. Jamie Ducharme. Time

Test de ant√≠genos, serolog√≠a, PCR‚Ķ ¬ŅQu√© diferencias hay y qu√© prueba debo hacerme para detectar el coronavirus? Carlota Chiarroni. 20 Minutos