Esta artículo te va ayudar a entender porque no puedes respirar bien cuando duermes y como evitarlo.

Si estás desesperada porque te cuesta respirar durante la noche.

Resolveremos muchas de tus dudas.

Así podrás prevenir la falta de aire durante las horas de sueño.

Empezamos.




Consigue respirar mejor sin esfuerzo

Descárgate nuestra app diario para personas que quieren controlar su salud respiratoria




Existe un largo listado de cuestiones por las cuales un paciente puede padecer disnea (ausencia de respiración), que en el caso de que ocurra mientras se duerme se llama apnea del sueño.

Los factores de riesgo pueden ser tan dispares como padecer obesidad, ansiedad, anemia, enfermedades cardíacas… pero nosotros nos vamos a centrar en las afecciones respiratorias y las alergias.


Zensei app apnea sueño

¿Qué es la apnea del sueño?

Es una enfermedad muy común, pero sus causas pueden resultar bastante graves.

Además, existen enfermos en los que esta ausencia de respiración, puede llegar hasta el medio minuto y repetirse hasta 30 o 40 veces a lo largo de la noche.

El paciente no puede respirar durante unos segundos.

Luego la respiración vuelve de manera espontánea, a raíz de un resoplido o un fuerte ronquido.

Es una de las primeras causas de interrupción del sueño, con el consiguiente cansancio diurno de los enfermos que padecen la apnea del sueño.

¿Qué le ocurre a mi sistema respiratorio?

Las causas que pasan por problemas con el sistema respiratorio son múltiples.

El simple y mal hábito de fumar, es uno de los factores de riesgo más recurrentes en la apnea del sueño.

Pero también existen personas que lo padecen por enfermedades de las vías respiratorias.

Entre ellos se encuentran los pacientes con EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), bronquitis, rinitis alérgica, asma… la lista es interminable.

Cualquiera de estas enfermedades puede hacer que la calidad de tu respiración sea muy deficiente.

Aún más cuando es de noche, estás dormido y tus músculos se relajan o se agravan tus síntomas.

Muchas personas deben aprender a convivir con la disnea, ya que su problemática es un efecto secundario de su auténtico mal.

Se pueden dar consejos para paliar la sensación de ahogo y la falta de sueño.

Uno de los más frecuentes es dormir semi sentado. Debes colocar más de un almohadón en la cama y así tus vías no se cerrarán tanto.

Sin embargo, si notas presión en el pecho, cansancio extremo, depresión, falta de concentración, incapacidad para realizar tus actividades diarias… debes consultar al médico lo antes posible.

Tratamiento para la apnea del sueño

Cuando el caso reviste cierta seriedad, la solución pasa incluso por la intervención quirúrgica.

Sin embargo, muchas de estas disneas son tratadas con máscaras especiales y oxígeno.

Suele ser una máquina con la que tendrás que dormir.

Se suele poner una máscara sobre la boca y la nariz, que echa un suave soplo de aire.

Eso hace que no se cierre tu garganta y que puedas respirar mejor durante toda la noche.

Solución rápida

Bien.

Una prueba rápida que puedes hacer es simplemente ver si un purificador de aire te ayuda.

Normalmente, es una solución rápida que ayuda bastante.

Notarás un gran cambio si tienes uno mientras durmes.

Ya que el aire que respiras estará purificado y libre de ácaros, polvos u otros alérgenos que pueden hacer que no respires bien.

👉 Aquí puedes echar un vistazo a la guía que hemos creado para elegir un purificador de aire para tu casa.

También puedes probar nuestra app diario de salud respiratoria, es gratuita y te alerta de todas los factores que pueden provocarte una crisis respiratoria, como la contaminación, virus respiratorios, polen, clima, etc.

¿Sientes falta de aire durante la noche, crees que tu cansancio se debe a no poder respirar bien?

Cuéntanos tu caso en [email protected]