Las enfermedades respiratorias constituyen una serie de dolencias que afectan a millones de personas al año en todo el mundo. Conoce cuáles son las más habituales.


pulmones

Las enfermedades respiratorias son algunas de las afecciones médicas más comunes en el mundo. Decenas de millones de personas sufren de enfermedad. El tabaquismo, las infecciones y la genética son responsables de la mayoría de estas patologías.

Los pulmones son parte de un aparato complejo, que se expande y relaja miles de veces al día para traer oxígeno y expulsar dióxido de carbono. La enfermedad pulmonar puede ser el resultado de problemas en cualquier parte de este sistema.

Enfermedades pulmonares que afectan las vías respiratorias

La tráquea se ramifica en tubos llamados bronquios. Estos a su vez se ramifican para convertirse en conductos progresivamente más pequeños a lo largo de los pulmones. Veamos los distintos tipos de enfermedades respiratorias.

✅ Asma. Las vías respiratorias están inflamadas de manera persistente y ocasionalmente pueden sufrir espasmos, causando sibilancias y falta de aliento. Las alergias, infecciones y la contaminación pueden desencadenar los síntomas del asma.

✅ Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Afecciones pulmonares definidas por la incapacidad de exhalar con normalidad. Esta situación acaba por provocar dificultad para respirar.

✅ Bronquitis crónica. Una forma de EPOC caracterizada por una tos productiva crónica.

✅ Enfisema pulmonar. En este tipo de EPOC, el daño en los pulmones provoca que el aire quede atrapado en ellos. La dificultad para expulsar el aire es su sello distintivo.

✅ Bronquitis aguda. Se trata de una infección repentina de las vías respiratorias, generalmente por un virus.

✅ Fibrosis quística. Es una afección genética que causa una eliminación deficiente de moco de los bronquios. El moco acumulado produce infecciones pulmonares repetidas.

Enfermedades respiratorias que afectan los alvéolos

Las vías respiratorias eventualmente se ramifican en pequeños tubos. Estos conductos terminan en grupos de sacos aéreos llamados alvéolos. Estos sacos de aire constituyen la mayor parte del tejido pulmonar. Repasamos las enfermedades pulmonares que afectan a los alvéolos.

✅ Neumonía. Se trata de una infección de los alvéolos provocada generalmente por bacterias.

✅ Tuberculosis. En este caso nos enfrentamos a una neumonía lentamente progresiva causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis.

✅ Enfisema. Resulta del daño producido a las conexiones frágiles entre los alvéolos. Fumar es la causa más habitual de una de la que es una de las enfermedades respiratorias más extendidas. El enfisema también limita el flujo de aire, afectando seriamente a las vías respiratorias.

✅ Edema pulmonar. El líquido se escapa de los pequeños vasos sanguíneos del pulmón hacia los alvéolos y el área circundante. Una de sus formas es causada por insuficiencia cardíaca y contrapresión en los vasos sanguíneos de los pulmones. En otras ocasiones, la lesión directa al pulmón causa la fuga de líquido.

✅ Cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón presenta muchas formas y puede desarrollarse en cualquier parte de los pulmones. Muy a menudo el tumor se haya en la parte principal del pulmón o cerca de los sacos aéreos. El tipo, la ubicación y la propagación del cáncer de pulmón determinan las opciones de tratamiento.

✅ Síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA). El SDRA es una lesión grave y repentina de los pulmones causada por una enfermedad grave. El soporte vital con ventilación mecánica suele ser necesario para sobrevivir hasta que los pulmones se recuperen.

✅ Neumoconiosis. Nos encontramos frente a una categoría de afecciones causadas por la inhalación de una sustancia lesiva para los pulmones. Algunos ejemplos incluyen enfermedad del pulmón negro (silicosis) por polvo de carbón inhalado y asbestosis por polvo de asbesto inhalado.

Enfermedades pulmonares que afectan el intersticio

El intersticio es el revestimiento microscópicamente delgado y delicado entre los alvéolos de los pulmones. Pequeños vasos sanguíneos atraviesan el intersticio y permiten el intercambio de gases entre los alvéolos y la sangre. Varias enfermedades respiratorias afectan el intersticio.

✅ Enfermedad pulmonar intersticial (ILD). Existe una amplia colección de afecciones pulmonares que afectan el intersticio. La sarcoidosis, la fibrosis pulmonar idiopática y la enfermedad autoinmune se encuentran entre los muchos tipos de ILD.

✅ Las neumonías y los edemas pulmonares. También pueden afectar el intersticio.

Enfermedades pulmonares que afectan a los vasos sanguíneos

El lado derecho del corazón recibe de las venas sangre baja en oxígeno. Bombea sangre a los pulmones a través de las arterias pulmonares. Estos vasos sanguíneos también pueden sufrir enfermedades.

✅ Embolia pulmonar (EP). Un coágulo de sangre, generalmente producido en una vena profunda de la pierna (trombosis venosa profunda), se desprende, viaja al corazón y se bombea a los pulmones. El coágulo se aloja en una arteria pulmonar y a menudo causa dificultad para respirar y niveles bajos de oxígeno en la sangre.

✅ Hipertensión pulmonar. Varias afecciones pueden provocar presión arterial alta en las arterias pulmonares. Esto puede causar dificultad para respirar y dolor en el pecho. Cuando no se identifica una causa, la afección se denomina hipertensión arterial pulmonar idiopática.

Enfermedades pulmonares que afectan la pleura

La pleura es un revestimiento delgado que rodea el pulmón y recubre el interior de la pared torácica. Una pequeña capa de líquido permite que la pleura, en la superficie del pulmón, se deslice a lo largo de la pared torácica con cada respiración. Repasamos las enfermedades pulmonares de la pleura.

✅ Derrame pleural. El líquido se acumula en el pequeño hueco de la pleura, entre el pulmón y la pared torácica. La neumonía o la insuficiencia cardíaca suelen ser responsables. Si los derrames pleurales son grandes pueden afectar a la respiración y deben drenarse.

✅ Neumotórax. El aire puede entrar en el espacio entre la pared torácica y el pulmón, colapsando el órgano. Para eliminar el aire, generalmente se inserta un tubo a través de la pared torácica.

✅ Mesotelioma. Una forma rara de cáncer que se forma en la pleura. El mesotelioma tiende a surgir varias décadas después de la exposición al asbesto.

Enfermedades pulmonares que afectan la pared torácica

La pared torácica también juega un papel importante en la respiración. Los músculos conectan las costillas entre sí ayudando a que el paquete se expanda. El diafragma desciende con cada respiración, lo que también causa la expansión del pecho.

✅ Síndrome de hipoventilación de la obesidad. El peso adicional sobre el tórax y el abdomen dificulta la expansión de la caja torácica. Pueden producirse problemas respiratorios graves.

✅ Trastornos neuromusculares. La mala función en los nervios que controlan los músculos respiratorios causa dificultad para respirar. La esclerosis lateral amiotrófica y la miastenia gravis son ejemplos de enfermedad pulmonar neuromuscular.

Enfermedades respiratorias comunes de la infancia

Las enfermedades respiratorias son muy comunes y también afecta a los niños. Como en los adultos, el tracto respiratorio es una ventana al mundo exterior para permitir la entrada de aire y el dióxido de carbono. Esto lo que convierte en un punto de entrada fácil para los gérmenes que potencialmente pueden causar enfermedades.

Las enfermedades que afectan el sistema respiratorio (nariz, garganta y pulmones) son muy habituales en la infancia, especialmente en niños que aún no han desarrollado inmunidad a virus y bacterias.

Estas enfermedades respiratorias infantiles pueden afectar a tu hijo en algún momento. Conoce los signos y síntomas y busca ayuda de tu pediatra en caso de sintomatología persistente o empeoramiento.

Termómetro

La gripe

También llamada influenza, la gripe es un virus que generalmente causa de cinco a siete días de fiebre alta, dolores musculares, fatiga, tos y secreción nasal. Las complicaciones de la gripe son la neumonía y la hospitalización por infecciones bacterianas secundarias.

La influenza puede ser peligrosa, incluso mortal, especialmente en niños pequeños. La fiebre de los niños tiende a ser más alta que en los adultos y sus síntomas digestivos también pueden ser peores.

Pero hay vacunas disponibles que pueden reducir en gran medida el riesgo de contraer la enfermedad o disminuir sus síntomas si tu hijo contrae la gripe. Tu hijo puede ser vacunado a partir de los 6 meses de edad. Las vacunas deben administrarse anualmente, ya que la formulación cambia cada año en anticipación de las cepas que se espera que prevalezcan en la próxima temporada. La vacuna tarda aproximadamente dos semanas en hacerse efectiva después de administrarse.

El resfriado común

También causado por virus, el resfriado común es una infección de las vías respiratorias superiores. A esta edad se convierte en la razón principal para que los niños permanezcan enfermos en sus hogares y falten a la escuela.

Los síntomas generalmente incluyen:

✅ Nariz que moquea.

✅ Dolor de garganta.

✅ Tos.

✅ Estornudos.

✅ Dolor de cabeza y dolores corporales.

Los resfriados comunes son causados ​​por virus que son menos severos que la influenza y tienen un menor riesgo potencial de causar una neumonía secundaria. Los síntomas son muy similares en adultos y niños, pero los niños también pueden tener fiebre leve, mientras que los adultos generalmente no.

Millones de personas contraen resfriados cada año y la mayoría de las veces no son graves y desaparecen por sí solos en unos días. Descansar y beber muchos líquidos puede ayudar a que tu hijo mejore más rápido.

La sinusitis

También llamada infección sinusal, la sinusitis es una inflamación o hinchazón del tejido que recubre los senos paranasales. El líquido puede acumularse en estos sacos, normalmente llenos de aire, detrás de la nariz y los ojos y provocar una infección. A menudo acompaña a un resfriado o gripe o puede ser provocado por alergias.

La sinusitis puede conducir a:

✅ Dolor y presión en la cara, particularmente detrás de los ojos y la nariz.

✅ Congestión.

✅ Tos y secreción nasal.

✅ Goteo posnasal que puede causar dolor de garganta, mal aliento y náuseas o vómitos.

En los niños los síntomas pueden durar más tiempo que en los adultos. Irrigar los senos paranasales o tomar un descongestionante puede ayudar a reducir la inflamación y los síntomas.

Si hay una infección bacteriana tu pediatra puede recetarle un antibiótico. En niños con sinusitis persistente se puede recomendar una cirugía para despejar las áreas congestionadas.

El crup

Le llega el turno a otra de las enfermedades respiratorias que pueden hacer aparición en la infancia. El crup, también llamado laringotraqueobronquitis, generalmente es causado por un virus que provoca hinchazón en la tráquea y la laringe.

La inflamación dificulta el flujo libre de aire hacia los pulmones y produce una especie de chirrido o silbidos agudos al respirar profundamente. La voz de tu hijo también puede sonar más ronca de lo normal.

El crup tiende a afectar a los niños más pequeños menores de 4 años y se caracteriza por una tos áspera y tosca y dificultad respiratoria. Aunque es mucho más común entre los niños los adultos también pueden desarrollar crup.

Debido a que generalmente es causado por un virus, el crup generalmente se trata con reposo, líquidos, antiinflamatorios y analgésicos. Respirar aire humidificado también puede ayudar a aliviar la respiración, especialmente de noche. Para casos severos, tu hijo puede necesitar esteroides para reducir la inflamación y facilitar la respiración.

Faringitis estreptocócica

La faringitis estreptocócica es una de las enfermedades respiratorias bastante común en los niños. Hasta 3 de cada 10 niños con dolor de garganta es diagnosticado de faringitis estreptocócica. En comparación, solo alrededor de 1 de cada 10 adultos con dolor de garganta tendrá estreptococos.

Debido a que es causada por una infección bacteriana, la faringitis estreptocócica generalmente se trata con antibióticos. El antibiótico más utilizado es la penicilina o la amoxicilina durante 10 días.

El estreptococo debe tomarse en serio y tratarse lo antes posible tanto en niños como en adultos. Si no se trata, puede provocar complicaciones graves para la salud, incluida la fiebre reumática, que es una afección inflamatoria grave que afecta al corazón, las articulaciones, el sistema nervioso y la piel. También puede conducir a enfermedad cardíaca reumática y enfermedad renal.

Por supuesto que, durante la infancia, también se dan numerosos casos de otras enfermedades respiratorias que padecen los adultos. Entre ellas figuran la neumonía o la bronquitis. En cualquier caso, con un buen tratamiento y una buena atención el paciente puede mejorar notablemente, alejando la posibilidad de complicaciones.