La mayoría de las mujeres gestantes positivas en COVID-19 suelen ser asintomáticas. Descubre todo lo que necesitas saber sobre la Covid-19 y el embarazo.


Mujer embarazada

Las mujeres embarazadas han sido incluidas en el grupo de pacientes de riesgo frente al coronavirus. El desconocimiento sobre el causante de la pandemia ha forzado a que se tomen medidas para garantizar la salud de la gestante y de su futuro bebé. Sin embargo, este segmento de la población se hace muchas preguntas al respecto. Te ayudamos a encontrar las respuestas en esta Guía sobre COVID-19 y embarazo.

Las embarazadas no desarrollan complicaciones graves

Según un estudio realizado por científicos norteamericanos, la mayoría de las mujeres embarazadas positivas en COVID-19 suelen ser asintomáticas. Además, 9 de cada 10 de ellas padecen la enfermedad con carácter muy leve.

El nuevo estudio se basa en la observación de “todas las mujeres gestantes con COVID-19 tratadas en el Columbia University Medical Center y en el New York Presbyterian Hospital entre el 13 y el 27 de marzo”, según informa la revista especializada Medscape.

A pesar de estos datos tan positivos, lo cierto es que la comunidad médica ha observado que las mujeres que están cumpliendo su proceso de gestación durante la pandemia, desarrollan niveles elevados de estrés, ansiedad y angustia. Este cuadro, que se debe al miedo a que el coronavirus afecte al parto o al buen desarrollo del feto, podría resultar mucho más perjudicial para el futuro bebé que la COVID-19.

De hecho, Fetal Medicine Barcelona advierte, en su protocolo de actuación para diversos hospitales, que los estudios existentes no han evidenciado presencia del virus en fluidos genitales, líquido amniótico, ni tampoco en la leche materna. Los casos descritos de infección en recién nacidos provienen probablemente de transmisión horizontal”.

Información y consejos sobre COVID-19 y embarazo

El embarazo debe ser una experiencia grata de la que la futura mamá ha de disfrutar en todos los sentidos. Sin embargo, la relación entre COVID-19 y embarazo trae de cabeza a las gestantes que conviven con la pandemia.

Nosotros queremos contribuir a despejar las dudas de todas las mujeres que se encuentran en su etapa prenatal. Para ello vamos a basarnos en fuentes de reconocido prestigio internacional, como la OMS, Unicef o el Royal College of Obstetricians and Gynecologists de Londres.

¿Qué efecto tiene el coronavirus en las mujeres embarazadas?

En general, las mujeres embarazadas no parecen ser más propensas a sentirse mal que otros adultos sanos si contraen esta enfermedad respiratoria. Se espera que la gran mayoría de las mujeres embarazadas experimenten solo síntomas leves o moderados de resfriado/gripe. Tos, fiebre, dificultad para respirar, dolor de cabeza y pérdida del sentido del olfato son otros síntomas relevantes.

Los síntomas más graves, como la neumonía, parecen ser más comunes en las personas mayores, aquellos con sistemas inmunes debilitados o afecciones a largo plazo. Hasta el momento, no hay evidencia de que las mujeres embarazadas que contraen esta infección corran más riesgo de complicaciones graves que cualquier otra persona sana.

Si crees que puedes tener síntomas de COVID-19, debes solicitar atención médica de inmediato.

¿Qué efecto tendrá el coronavirus en mi bebé si me diagnostican la infección?

Como se trata de un virus muy nuevo apenas se dispone de datos fiables. Sin embargo, no hay pruebas que sugieran un mayor riesgo de aborto espontáneo. En todo el mundo, los informes emergentes sugieren que algunos bebés nacieron prematuramente de mujeres a las que la COVID-19 afectó más seriamente.

De todos modos, hay que dejar patente que no está claro si el coronavirus causó estos nacimientos prematuros o si se recomendó que el bebé naciera temprano para el beneficio de la salud de la mujer y para permitirle recuperarse.

La evidencia emergente sugiere que la transmisión de la enfermedad de una mujer a su bebé durante el embarazo o el parto (transmisión vertical) es posible, pero poco probable. Según declaran desde el Royal College of Obstetricians and Gynecologists, en el Reino Unido solo se han reportado dos casos en los que es posible que se diera transmisión vertical. Pero, de manera tranquilizadora, los bebés fueron dados de alta y están bien.

Es importante enfatizar que, a nivel mundial, en todos los casos reportados de recién nacidos que desarrollan coronavirus tras el nacimiento, el bebé se encontraba perfectamente. Se considera improbable que el virus les cause problemas de desarrollo.

¿Qué puedo hacer para reducir mi riesgo de contraer coronavirus?

Lo más importante es seguir la orientación de las autoridades sanitarias. Para las mujeres embarazadas y el resto de las personas que convivan con ella, esto incluye:

✅ Lavado regular de manos.

✅ Uso de pañuelos de papel para tapar la tos o el estornudo. Desecharlo tras la utilización y lavarse las manos.

✅ Evitar el contacto con alguien que muestre síntomas de coronavirus. Estos síntomas incluyen alta temperatura y/o tos nueva y continua.

✅ Evitar el uso no esencial del transporte público cuando sea posible.

✅ Trabajar desde casa siempre que sea posible.

✅ Evite las reuniones grandes y pequeñas en espacios públicos.

✅ Evite reuniones con amigos y familiares que no convivan en la misma casa.

✅ Usar los servicios telefónicos o en línea para comunicarse con el médico de cabecera u otros servicios esenciales.

pie de bebé

¿Por qué las mujeres embarazadas están en un grupo vulnerable?

Según todos los indicios que tenemos hasta ahora, COVID-19 y embarazo no supone un peligro mayor. Las mujeres embarazadas no tienen más probabilidades de contraer coronavirus que la población general.

Lo que sí sabemos es que, en una pequeña proporción de mujeres, el embarazo puede alterar la forma en que su cuerpo maneja las infecciones virales graves. Esto es algo que las comadronas y obstetras conocen desde hace muchos años y están acostumbrados a tratar.

Hasta el momento, no hay señales de que las mujeres embarazadas que contraen coronavirus tengan más riesgo de complicaciones graves que cualquier otra persona sana. Lo que ha impulsado las decisiones tomadas por las autoridades, de colocar a las mujeres embarazadas en la categoría vulnerable, es la precaución. Sabemos que algunas infecciones virales son peores en mujeres embarazadas.

¿Cuál es el consejo si estoy en mi primer trimestre de embarazo?

Incluso durante la pandemia, es muy importante que si tienes alguna inquietud sobre tu embarazo te comunique con tu médico de inmediato. Algunos síntomas, como dolor pélvico, calambres y/o sangrado durante las primeras semanas, están relacionados con el embarazo ectópico y el aborto espontáneo. Busca asesoramiento médico urgente.

Se coordinará una cita telefónica lo antes posible con tu especialista para verificar tus síntomas. Podrán informarte si es necesaria una visita al hospital durante la pandemia de COVID-19 y asegurarse de que recibas la atención que necesitas.

Si bien los hospitales están tratando de minimizar la entrada de personas para reducir la propagación del coronavirus y limitar el impacto en los servicios, están organizados de tal manera que pueden proporcionar todos los servicios urgentes.

¿Cómo puedo proteger mi bienestar mental durante la pandemia?

Entendemos que la pandemia de coronavirus inevitablemente provocará una mayor cantidad de ansiedad en la población general. Esta circunstancia será más inquietante en mujeres embarazadas, ya que el embarazo representa un período adicional de incertidumbre.

Específicamente, es probable que esta ansiedad gire en torno a:

✅ El virus en sí.

✅ El impacto del aislamiento social, que se traduce en un menor apoyo de familiares y amigos.

✅ La falta de ingresos económicos.

✅ Los cambios de citas de presenciales a telefónicas.

El aislamiento, el duelo, las dificultades financieras, la inseguridad y la imposibilidad de acceder a los sistemas de apoyo son factores de riesgo ampliamente reconocidos para las enfermedades mentales. La epidemia de coronavirus también aumenta el riesgo de violencia doméstica.

Si padeces alguna de estas preocupaciones, háblalo con tu médico. Al reconocer estas dificultades, los profesionales de la salud pueden ayudar a contener algunas de estas ansiedades.

Consejos sobre COVID-19 y embarazo: la atención prenatal durante la pandemia

¿Debo asistir a mis citas prenatales y postnatales?

Es realmente importante que continúes cumpliendo tu rutina de atención programada siempre que estés bien. Si tiene síntomas de una posible infección por coronavirus, debes comunicárselo a los sanitarios para posponer las visitas hasta que termines el período de aislamiento.

Si está bien en este momento y no has tenido complicaciones en embarazos anteriores, los siguientes consejos prácticos pueden ser útiles:

1. Si tienes una exploración o visita de rutina en los próximos días, comunícate con tu unidad de maternidad para recibir asesoramiento y acordar un plan. Es posible que te recomienden acudir a la visita, pero esta cita puede cambiar debido a los requisitos de estos momentos.

2. Si estás entre citas espera a recibir noticias de tu equipo de maternidad.

3. Si tu unidad de maternidad te aconseja que asistas a una exploración: acude. Esto se debe a que la importancia de la cita es mayor que el riesgo que corres de contagio. La atención prenatal es esencial para ayudarla a tener un embarazo saludable.

Cualquiera sea su situación personal, considere lo siguiente:

La atención prenatal es esencial y se ha desarrollado durante muchos años para reducir las complicaciones en mujeres embarazadas y bebés. Los riesgos de no asistir a la atención prenatal pueden desencadenar daños para ti, para tu bebé o para ambos, incluso en el contexto del coronavirus.

Si tú o alguien de tu hogar tiene síntomas de COVID-19, comunícate con tu equipo de maternidad y ellos organizarán el lugar y la hora adecuados para tus visitas. No debes asistir a una clínica de rutina, a menos que se hayan hecho arreglos específicos.

Acude sola a las citas clínicas o acompañada de una sola persona que conviva contigo. No lleves a tus hijos. Esto es importante para proteger al personal de maternidad, a otras mujeres y bebés, a ti y a tu propia familia del riesgo de infección.

¿Podré tener a mi pareja conmigo durante el trabajo de parto y el parto?

Es sabido que tener una pareja de confianza presente durante el parto marca una diferencia significativa en la seguridad y el bienestar de las mujeres en este proceso. La OMS ha manifestado, a través de un comunicado oficial, que todas las embarazadas tienen el derecho a estar acompañadas en el parto. De hecho, la institución recalca que el derecho se hace extensivo a las embarazadas con COVID-19.

Además, la OMS también reconoce que la madre tiene derecho a coger a su hijo y a amamantarlo. Si ha dado positivo en coronavirus, deberá usar mascarilla y guantes. Además tendrá que desinfectarse las manos antes y después de coger al bebé.

Por último, es importante que, como futura mamá, conserves la calma y no te sometas a situaciones estresantes. Resulta reconfortante que, aun en tiempos de pandemia, COVID-19 y embarazo puedan convivir sin problemas. Para la OMS, “una experiencia de parto segura y positiva implica: ser tratada con respeto y dignidad; estar acompañada por una persona de su elección durante el parto; comunicación clara del personal del servicio de maternidad; estrategias adecuadas de alivio del dolor; movilidad en el trabajo de parto, de ser posible, y elección de la postura del parto”.

Referencias:

Preguntas frecuentes sobre la COVID-19, el embarazo, el parto y la lactancia materna. Organización Mundial de la Salud (OMS).

En la mayoría de las embarazadas con COVID-19 la enfermedad es leve. Medscape.

Guidelines for pregnant women with suspected SARS-CoV-2 infection. The Lancet.

Pregnancy and coronavirus. NHS.

Coronavirus (COVID-19) and pregnancy. Pregnancy birth & baby.

Consejos para el embarazo durante la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19). Unicef.