¿Quieres entender en detalle la EPOC?

Es bastante complicado ya que es una enfermedad que puede ser provocada por diferentes factores.

Pero no te preocupes en Zensei somos expertos en problemas respiratorios. Y hemos escrito y actualizado esta guía sobre la EPOC para ti.

En ella tienes todo lo que tienes que saber para que empieces a entender y controlar la EPOC. Da igual del tipo que sea.

Empezamos.


La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad crónica inflamatoria de los pulmones que obstruye el flujo de aire desde los pulmones.

Los pulmones pierden elasticidad y se estiran en exceso, atrapando el aire en ellos al exhalar.

Las personas con EPOC tienen mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón y otras afecciones.

Causas de la EPOC

La principal causa de EPOC en los países desarrollados es el tabaquismo. En los países en vías de desarrollo es frecuente en personas expuestas a gases químicos.

Los irritantes más comunes que pueden causar EPOC son:

Humo del cigarro.

Contaminación ambiental.

Exposición a largo plazo a diversos gases.

Destacan dos enfermedades muy frecuentes que contribuyen a desarrollar EPOC:

  • Enfisema: se destruyen las paredes frágiles y las fibras elásticas de los alvéolos. Las vías respiratorias pequeñas colapsan cuando exhalas impidiendo que salga el aire de los pulmones.
  • Bronquitis crónica: los bronquios se inflaman y se estrechan y los pulmones producen más mucosidad. El paciente puede sufrir una tos crónica por tratar de limpiar las vías respiratorias.

También hay diferentes factores de riesgo para la EPOC:

✅ Exposición al humo de tabaco.

✅ Personas con asma que fuman.

✅ Exposición ocupacional a polvos y sustancias químicas.

✅ Exposición a gases de la combustión.

Edad: la mayoría de las personas tienen al menos 40 años cuando comienzan los síntomas.

✅ Genética: existe un trastorno genético llamado deficiencia de alfa-1 antitripsina que en algunos casos es la causa de EPOC.

Síntomas de la EPOC

Los síntomas no suelen aparecer hasta que ya se ha producido un daño importante.

Por lo general, empeoran con el tiempo, sobre todo si el paciente sigue expuesto al humo del tabaco.

Incluyen:

Dificultad para respirar, sobre todo durante la actividad física.

Tos crónica que puede producir mucosidad.

✅ Producción de mucosidad.

Silbido al respirar.

Presión en el pecho.

✅ Necesidad de aclarar la garganta por la mañana debido al exceso de mucosidad en los pulmones.

Color azul en los labios o debajo de las uñas (cianosis).

Infección respiratoria frecuente.

Falta de energía.

Pérdida de peso involuntaria, pero solo en los casos más avanzados.

✅ Tobillos, pies o piernas hinchados.

En ocasiones las personas con EPOC sufren episodios en los cuales los síntomas empeoran durante más tiempo que otros días. Duran varios días.

Pruebas y diagnóstico de la EPOC

Para diagnosticar esta enfermedad el médico debe conocer tus síntomas y signos, tus antecedentes y tu historia clínica.

Es importante que le digas si has estado expuesto a irritantes pulmonares, sobretodo al humo del tabaco.

Entre las pruebas que puede solicitar tu médico están:

  1. Espirometría: mide la cantidad de aire que puedes inhalar y exhalar y si se suministra suficiente oxígeno a la sangre.

    Esta prueba puede detectar la EPOC antes de que se tengan síntomas.

  2. Radiografía torácica: puede mostrar un enfisema. También puede descartar otros problemas pulmonares o insuficiencia cardíaca.

  3. Exploración por TC: también ayuda a detectar un enfisema y a determinar si podría ser beneficiosa una cirugía para tratar la EPOC.
  4. Gasometría arterial: es un análisis de sangre.

Tratamiento de la EPOC

La EPOC no se cura, pero se puede tratar. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas con EPOC logra un buen control de los síntomas y la calidad de vida, además de reducir el riesgo de otras enfermedades relacionadas.

El tratamiento farmacológico y la fisioterapia pueden aliviar los síntomas, mejorar la capacidad de ejercicio y la calidad de vida y reducir el riesgo de muerte.

El tratamiento menos costoso y más eficaz para los fumadores es dejar de fumar. Retrasa la evolución de la enfermedad y reduce su mortalidad.

Es posible que, incluso con un tratamiento, los síntomas empeoren durante unos días. Esto se conoce como reagudización y puede provocar insuficiencia pulmonar si no se trata a tiempo.

Si crees que estás sufriendo una reagudización de los síntomas acude a tu médico.

Cirugía

Esta opción es solo para casos más graves de enfisema pulmonar y no obtienen buenos resultados con los medicamentos. Existen diversas cirugías:

  1. Cirugía para reducir el volumen pulmonar: consiste en eliminar de la parte superior de los pulmones pequeños trozos de tejido pulmonar. De este modo se consigue que haya más espacio y el tejido sano se puede expandir y funcionar mejor.
  2. Trasplante de pulmón: para determinadas personas que cumplen determinados criterios. Puede mejorar la capacidad de respirar mejorar la calidad de vida, pero implica riesgos considerables como rechazo del órgano.
  3. Bulectomía: se extraen las bulas de los pulmones (espacios grandes de aire en los pulmones) para mejorar el flujo del aire.

Terapias pulmonares

Los médicos suelen utilizar las siguientes terapias adicionales para las personas con EPOC de moderada a grave:

Oxigenoterapia: cuando no se tiene suficiente oxígeno en la sangre es necesario administrar oxígeno.

Existen diferentes dispositivos para suministrar oxígeno como unidades portátiles livianas.

Algunas personas solo lo usan durante ciertas actividades o mientras duermen, otras lo usan todo el tiempo.

La oxigenoterapia puede mejorar la calidad de vida y es la única terapia para esta enfermedad que se ha demostrado que prolonga la vida.

Programa de rehabilitación pulmonar: en estos programas se enseña al paciente a cómo gestionar las actividades físicas, recomendaciones nutricionales y ayuda psicológica.

Estos programas pueden acortar las internaciones y mejorar la calidad de vida.

Medicamentos para la EPOC

Los medicamentos para tratar la EPOC se toman o regularmente o solo cuando se necesitan.

Broncodilatadores: relajan los músculos que rodean las vías respiratorias. Alivia la tos y la dificultad para respirar.

Esteroides inhalados: reducen la inflamación de las vías respiratorias y ayudan a evitar reagudizaciones. Son comunes en personas que tienen episodios donde los síntomas empeoran.

Inhaladores combinados: mezclan broncodilatadores y esteroides inhalados.

✅ Esteroides orales: en tratamientos cortos (cinco días, por ejemplo) previenen el empeoramiento de la enfermedad. Sin embargo, a largo plazo pueden tener efectos secundarios graves como aumento de peso o diabetes.

✅ Inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 4: reduce la inflamación de las vías respiratorias y las relaja. Se usa en personas con EPOC grave y síntomas de bronquitis crónica.

✅ Teofilina: ayuda a mejorar la respiración y prevenir las reagudizaciones. Los efectos secundarios dependen de la dosis, por lo que se recomiendan dosis bajas.

✅ Antibiótico: ayudan a tratar la reagudización pero no suelen recomendarse como medida de prevención.

Prevención de la EPOC

La mayoría de los casos de EPOC están relacionados con el tabaquismo, por lo que la mejor manera de prevenir esta enfermedad es no fumar o dejar de fumar cuanto antes.

En caso de que trabajes en sitios con irritantes pulmonares lo mejor es hablar con tu supervisor y conocer las mejores maneras de protegerte, como por ejemplo usar un equipo de protección respiratoria.

También es importante saber que en invierno puedes sufrir más exacerbaciones (dolores más graves), ya que son meses más fríos.

Complicaciones de la EPOC

Esta enfermedad puede causar muchas complicaciones:

Infecciones respiratorias: las personas con EPOC tienen mayor probabilidad de sufrir gripe o neumonía.

Problemas de corazón. Dejar de fumar puede reducir su riesgo.

Cáncer de pulmón.

Hipertensión pulmonar: presión arterial alta en las arterias pulmonares.

Depresión: la dificultad para respirar puede condicionar mucho tu vida y que dejes de hacer actividades que te gustan. Esto puede contribuir a que se presente depresión.

Tipos de EPOC

La EPOC es una enfermedad muy heterogénea por lo que no existe una clasificación. Sin embargo, existen diferentes formas clínicas de los pacientes con EPOC.

Estas formas clínicas permiten identificar a los pacientes y determinar la terapia más adecuada:

Fenotipo enfisema: aquellos pacientes con diagnóstico de enfisema y que presentan disnea e intolerancia al ejercicio como síntomas principales.

Fenotipo bronquitis crónica: se muestra en pacientes cuyo síndrome principal es la bronquitis crónica.

Fenotipo mixto EPOC - asma: pacientes que tienen EPOC y un componente asmático prominente, por lo que suelen padecer una enfermedad más complicada.

Fenotipo agudizador: se da en aquellos pacientes que muestran dos o más agudizaciones moderadas o graves al año cuyo tratamiento es a base de corticoides sistémicos y/o antibióticos.

Cuándo contactar a un médico

Siempre que se tengan problemas respiratorios como falta de aire, tos o dolor en el pecho, entre otros, es importante acudir al médico.

El médico te hará algún examen físico y te hará preguntas sobre tus síntomas y tu historial clínico.

Cuanto antes se acuda al médico antes se puede diagnosticar lo ocurre y establecer un tratamiento adecuado.

Si sufres EPOC tendrás que acudir a revisiones médicas, pero la frecuencia de estas dependerá de la gravedad de la enfermedad, modificaciones en el tratamiento o si has tenido alguna exacerbación reciente.

En caso de que sufras una exacerbación debes acudir al médico, tanto al inicio como al final para corroborar que se ha vuelto a la situación que se tenía antes de la exacerbación.

Es importante también conocer los síntomas y si empeoran, reconocerlos y acudir al médico para que te ayuden.

Consejos para evitar la EPOC

La principal causa de la EPOC es el tabaco, por lo que, como ya se ha explicado, la primera medida si fumas es dejarlo cuanto antes.

En caso de que no fumes, el humo de las personas de tu entorno que sí lo hacen también te puede perjudicar. Lo mejor es hablar con esas personas y evitar en lo posible que fumen cerca de ti o proponerles que fumen fuera de tu casa, por ejemplo.

Utilizar aires acondicionados con filtros de aire es una gran medida que puede evitar desarrollar enfermedades respiratorias, entre ellas EPOC.

EPOC en bebés

Los bebés no pueden tener EPOC como tal, pero sí que pueden padecer enfermedades pulmonares crónicas.

Las enfermedades pulmonares crónicas en bebés prematuros hacen referencia a problemas respiratorios en general a largo plazo.

Existen estudios que han demostrado que aquellos bebés y niños que hayan crecido y se hayan desarrollado en entornos con humo tienen más probabilidades de padecer EPOC cuando sean adultos.

Los bebés prematuros pueden necesitar un respirador mecánico y oxígeno adicional para poder respirar. En ocasiones estos respiradores pueden producir lesiones en los pulmones del bebé.

La lesión pulmonar puede deberse a:

Prematuridad: los bebés prematuros no tienen los pulmones completamente desarrollados.

Cantidades bajas de surfactante: sustancia que hay en los pulmones que ayuda a mantener abiertos los alvéolos pequeños.

✅ Uso de oxígeno: grandes cantidades de oxígeno puede dañar las células de los pulmones.

Respirador mecánico: la presión que ejerce del aire puede dañar los pulmones.

También hay diferentes causas que pueden aumentar la probabilidad de que un bebé tenga enfermedad pulmonar crónica:

✅ Nacer antes de la semana 30 del embarazo.

✅ Nacer con un peso bajo (inferior a 1000 gramos).

Enfisema pulmonar intersticial (EPI): se filtra aire fuera de las vías respiratorias.

Conducto arterioso persistente (CAP): conexión entre los vasos sanguíneos del corazón y los pulmones que no se cierra después del nacimiento cuando sí debería hacerlo.

Infección en el vientre materno, durante el nacimiento o al poco de nacer.

Antecedentes familiares con asma.

Problemas respiratorios al nacer.

El tratamiento en bebés dependerá de los síntomas, la edad, la salud general de tu hijo y la gravedad de la enfermedad.

El tratamiento puede incluir:

✅ Administrar oxígeno adicional. La mayoría de los bebés pueden dejar el oxígeno a finales de su primer año de vida.

✅ Separación gradual del respirador mecánico.

✅ Reposición de surfactante.

✅ Diferentes medicamentos como broncodilatadores, diuréticos o antibióticos.

Líquidos y nutrición intravenosos.

✅ Calentadores e incubadoras para mantener al bebé caliente.

Vacunas, que reducen el riesgo de infección en los pulmones.

EPOC en niños

La EPOC es una enfermedad prevalente en adultos pero en los últimos años ha sido diagnosticada en niños.

Es una afección pulmonar que puede suponer un grave peligro en los más pequeños.

Los niños que suelen padecer EPOC tienen secuelas de infecciones respiratorias agudas que evolucionaron hacia esta enfermedad.

Lo principal es evitar fumar en el ambiente donde vive el niño ya que el humo del tabaco es uno de los peores irritantes.

EPOC en adolescentes

Hasta en la mitad de los casos de personas que padecen EPOC, los problemas pulmonares empiezan a producirse en la adolescencia y juventud.

Es importante garantizar el buen funcionamiento pulmonar a esas edades por lo que es importante no fumar, tratar el asma desde la infancia y reducir la exposición al humo.

Las probabilidades de padecer esta enfermedad aumentan si alguno de los progenitores es fumador.

EPOC en embarazadas

La EPOC en mujeres en edad fértil es una enfermedad rara y por tanto, no hay mucha documentación al respecto.

En los próximos años es posible que aumente debido a que cada vez más mujeres comienzan antes a fumar y hay muchas mujeres que tienen hijos más tarde.

Tener un embarazo con EPOC es posible pero es muy importante acudir al médico y llevar un control y un tratamiento agresivo.

Aunque una mujer embarazada no padezca EPOC durante el embarazo, puede desarrollarlo más adelante.

Es importante cuidarse mucho durante el embarazo y evitar fumar y entornos con mucho humo ya que pueden ser perjudiciales tanto para la madre como para el bebé.

EPOC en mayores

El envejecimiento afecta a la estructura, función y control del sistema respiratorio. Por ello, las personas mayores suponen una población en riesgo de sufrir EPOC.

Esta enfermedad puede provocar un envejecimiento acelerado del pulmón y presentar miopatía, inflamación sistémica, malnutrición o pluripatología.

Dejar de fumar también supone en estos pacientes una disminución de la mortalidad y de la pérdida de la capacidad pulmonar.

Incluso en estos pacientes dejar de fumar supone una disminución de la pérdida pulmonar y la mortalidad.

En cuanto al tratamiento es importante tener en cuenta:

✅ Es muy importante vacunarse de la antigripal anual y de la antineumocócica.

✅ En el caos del uso de antagonistas beta de acción prolongada hay que tener especial cuidado, sobre todo si tienen problemas cardíacos.

✅ Si usan corticoides inhalados solos o en combinación con otros broncodilatadores hay que monitorizar la densidad mineral ósea.

✅ La teofilina en las personas mayores tiene un metabolismo reducido y puede tener efectos secundarios.

✅ Los betabloqueantes no específicos no deberían usarse.

Existe una relación entre la EPOC y una probabilidad doblemente mayor de presentar deterioro cognitivo leve. Además, cuanto más tiempo se ha padecido EPOC más probabilidades hay.

Datos interesantes

✅ Más del 90% de las muertes de EPOC se producen en países de bajos y medianos ingresos.

✅ La población más afectada son hombres blancos de 40 años.

✅ Cada vez más mujeres padecen EPOC y se cree que es debido a que cada vez hay más mujeres que fuman.