La rinitis es una inflamación de la mucosa nasal. Debido a ello se padecen una serie de incómodos síntomas: estornudos frecuentes, congestión, picor nasal, mocos… Los síntomas prevalecen durante más de dos días consecutivos y, en la mayoría de las alergias, la situación perdura más de una hora diaria.


Zensei app diario de salud respiratoria

Qué es la Rinitis alérgica

Esta es la forma más habitual de rinitis no infecciosa. Se trata de una respuesta del sistema inmunitario debido a la presencia de alérgenos ambientales.

La enfermedad es más común de lo que puedes pensar y su frecuencia no le quita importancia, al contrario. Entre un 10% y un 30% de la población padece esta alergia y esa cantidad va en aumento. De hecho suele ser la principal causa de consulta al departamento de alergología de los hospitales y centros de salud, con el 51% de los pacientes.

Un paciente con rinitis estacional no tiene por qué padecer asma. Sin embargo y muy a menudo, las personas con rinitis alérgica acaban desarrollando esta patología y problemas de salud relacionados con los bronquios. Diríamos que es una especie de antesala a una enfermedad bronco-asmática.

CĂłmo se trata la rinitis

Debe ser siempre el facultativo quien estudie cada caso, diagnostique la enfermedad y recete el medicamento adecuado a cada paciente.

No obstante, el tratamiento farmacolĂłgico de la rinitis estacional suele servirse de dos tipos de medicamentos, los de uso tĂłpico y los de uso oral. Los primeros suelen usarse de forma aislada, con el fin de paliar circunstancialmente la sintomatologĂ­a.

PodrĂ­amos enumerar antihistamĂ­nicos, descongestionantes y corticoides intranasales. Los medicamentos para descongestionar la nariz deben ser utilizados solo en periodos muy cortos y siempre que la congestiĂłn sea muy intensa. En el caso de los antihistamĂ­nicos, son factibles cuando aparece mucha mucosidad (rinorrea).

Sin embargo, son los corticoides nasales los que han mostrado resultados más eficientes para tratar la rinitis alérgica. Son mucho más eficaces cuando la congestión nasal resulta persistente.

De todos modos, como decíamos, también tenemos los medicamentes orales. Son los más empleados, ya que han demostrado resultar muy útiles para controlar globalmente todos los síntomas a la vez.

La vacuna contra la rinitis

Existen vacunas con alérgenos para poder utilizar como tratamientos específico contra las causas de esta alergia. Se pueden administrar con un pinchacito o en forma de gotas bajo la lengua.

No obstante, es importante que el paciente esté bien diagnosticado. El tratamiento se complementará con medicación sintomática y su objetivo es la reducción de los incómodos síntomas de la rinitis.

La vacuna es importante porque, en un gran porcentaje de pacientes, se observa que se reduce considerablemente la apariciĂłn de asma y otras sensibilizaciones.

Si deseas llevar un buen control de tu enfermedad, puedes descargarte la app gratuita de Zensei.

La instalas en tu dispositivo móvil y podrás llevar un diario de tu enfermedad. Además te informará, en tiempo real, del nivel de contaminación de tu ciudad, de la calidad del aire de ese día, de las previsiones climatológicas que pueden afectar a tu alergia… ¡Pruébala y cuéntanos cómo te va!