La alergia cruzada es también conocida como reactividad cruzada. Muchos personas padecen reacciones alérgicas al ingerir fruta, pescado o frutos secos, por ejemplo.

En muchos casos esos alérgicos también reaccionan negativamente ante la presencia de alérgenos como el polen.


alergia cruzada alimentos

Por qué soy alérgico a las dos cosas

Porque estás padeciendo una reactividad cruzada o alergia cruzada. Esto hace que seas alérgico a más de un alérgeno. La razón es que algunos alimentos llevan proteínas parecidas a los agentes alérgenos del polen.

Cuando entran en contacto con tu cuerpo tu sistema inmune se confunde, no consigue notar la diferencia, por lo que reacciona exactamente igual que si estuvieras respirando polen. Es en ese momento cuando estás experimentando una reacción alérgica cruzada.

Qué alimentos producen más alergias cruzadas

Por lo general frutas y verduras. Aunque la fruta se lleva la palma. Las más propensas a producir una reactividad cruzada son el plátano, el albaricoque, el melocotón, el higo, la cereza, el tomate, el melón, el aguacate, la pera, la papaya, el pimiento, los frutos secos y el kiwi.

Además de las incómodas consecuencias que experimentan los alérgicos a estas frutas y verduras, hay que tener en cuenta que estamos hablando de la principal fuente de aporte de vitamina C, que el alérgico no podrá adquirir por medios naturales.

Existen muchos pacientes que padecen los síntomas de la reactividad cruzada durante todo el año. De todos modos, lo más habitual es que resulte una alergia estacional. De hecho, la mayoría solo experimenta la reacción a la fruta o verdura durante la temporada de polen.

De todos modos, hay que dejar muy claro que el hecho de que exista la reactividad cruzada no significa que todos los alérgicos al polen también sufran la alergia a las frutas y verduras.

Cómo sé que tengo reactividad cruzada

La alergia cruzada se puede experimentar a través de diferentes síntomas. La mayoría de los alérgenos del polen y los alimentos molestan en la boca y la garganta. Notarás picor y hormigueo cuando comas fruta, verduras o legumbres. Se llama Síndrome Alérgico Oral.

Igualmente, puedes experimentar picor de orejas y notar que la sintomatología va aumentando, extendiéndose a distintos órganos. En el caso más indeseado, se puede llegar a sufrir un shock anafiláctico.

De todos modos, debemos saber que no todos los alérgenos producen el mismo grado de reacción, al margen de la cantidad que se haya ingerido. Todo depende del grado de sensibilidad que presente el afectado.

A veces la reacción aparece con tan solo rozar la boca con el alimento en cuestión y otras veces se necesita comer una gran cantidad para experimentar la acción alérgica. Lo más habitual es que primero experimentes la alergia al polen y más tarde acabes padeciendo una reacción cruzada. ¿A qué alérgenos reaccionas tú? Comparte tu experiencia con otros alérgicos. Será una información muy valiosa para nosotros.