EPOC es el acrónimo del nombre de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Es una patología pulmonar de alto índice de gravedad que, con el paso de los años, va mermando la capacidad del enfermo de coger aire, dificultándole muchísimo la respiración.

Existen otros nombres para denominar al EPOC. Entre ellos cabe destacar el de enfisema pulmonar o bronquitis crónica. Una vez que aparece, el pronóstico tiende a empeorar, sobre todo si no se toman medidas preventivas y unos hábitos de vida saludable. Por eso es tan importante acudir al médico a tiempo para mejorar la calidad de vida.


contaminación Zensei app polen

Cómo se desarrolla el EPOC

Los pacientes con EPOC presentan un bloqueo de mayor o menor intensidad, dependiendo del estado del enfermo, de las vías respiratorias. Este hecho hace que se vea dificultada la inhalación y exhalación de aire. Es probable que, en estas circunstancias, los alveolos pulmonares hayan perdido toda o parte de su elasticidad y forma.

Si el grado de EPOC es grande y la enfermedad está en un estadio avanzado, la falta de capacidad para respirar acabará afectando a las actividades más cotidianas, desde la realización de pequeñas tareas domésticas, hasta caminar, bañarse o ponerse la ropa. El paciente necesitará ayuda para todo, al quedar prácticamente incapacitado.

¿Cómo se ve modificada la respiración?

Lo que llamamos vías respiratorias, son una serie de elementos tubulares que transportan el aire dentro y fuera de los pulmones. Respiramos a través de la nariz y la boca. Esas vías respiratorias y los alveolos pulmonares tienen cierta elasticidad cuando se encuentran en perfectas condiciones.

Al inspirar se ensanchan, al exhalar vuelven a su posición original. Es precisamente esta elasticidad la que mantiene la estructura pulmonar y ayuda al movimiento de aire en las fases respiratorias.

Cuando un paciente sufre de EPOC, los alveolos ya no son capaces de recuperar su forma habitual. A eso hay que añadir que, en la mayoría de las ocasiones, las vías respiratorias se inflaman o sufren un engrosamiento. Además esto se verá aún más perjudicado gracias a la formación de mucosidad más espesa.

Todo lo descrito tiene una fatal consecuencia. Las vías respiratorias están laxas, bloqueadas y/o obstruidas. La respiración normal ya no es posible.

Síntomas del EPOC

🤧 Tos del fumador. Una tos constante y muy molesta, con picor de garganta y grandes esfuerzos.

🤧 Falta de aire ante cualquier actividad cotidiana

🤧 Exceso de moco espeso

🤧 Fatiga

🤧 Disnea

🤧 Sibilancias

En la mayoría de los casos, el paciente de EPOC acaba incapacitado y con dificultad para respirar aún cuando se le ayude con el aporte de oxígeno. No podemos olvidar que esta enfermedad mata a más de 3 millones de personas al año.

📱 Descárgate la app de Zensei y empieza a usarla gratis. Tu sistema respiratorio te lo va a agradecer.