Los datos facilitados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) resultan escalofriantes. La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o EPOC, fue la causante de más de tres millones de muertes en todo el mundo, solo durante 2015.


EPOC diario de salud respiratoria Zensei app

El segundo dato es igual de inquietante. La inmensa mayoría de esas personas eran fumadores. Esta correlación hace que el tabaquismo sea la primera causa que produce EPOC. La buena noticia es que, dejar de fumar, puede suponer una notable mejora de la calidad de vida y aliviar los síntomas de la enfermedad.

Qué es el EPOC

El EPOC es un grupo de enfermedades y síntomas que acaban por obstruir la circulación del aire hacia nuestros pulmones. Entre las patologías se encuentran el asma, el enfisema pulmonar o la bronquitis crónica.

Con EPOC, las vías respiratorias no funcionan bien por diversos factores:

🤧 Los pulmones ya no pueden aspirar e inspirar, porque pierden su elasticidad.

🤧 El deterioro de las bolsas de aire de los pulmones.

🤧 Los tabiques de las vías respiratorias se inflaman y se vuelven más gruesas.

🤧 Se produce más moco, que entorpece el paso del aire.

Al principio de la enfermedad, los síntomas son más suaves. Puede cursar con una tos persistente, la famosa tos del fumador; ahogo al hacer ejercicio; sibilancias respiratorias o un poco de presión en el tórax.

Sin embargo, conforme la enfermedad avanza, acabaremos con problemas para hablar, porque no tendremos aire suficiente, tendremos los labios y las uñas morados, se nos hincharán los tobillos, tendremos taquicardias y problemas de lucidez. Todo ello generado por la falta de oxígeno.

EPOC y Tabaquismo

Es importante que los pacientes de EPOC sepan que esta enfermedad no tiene cura y que incidir en su deseo de seguir fumando solo acabará trayéndolo males mayores. La calidad de vida empeorará considerablemente y los pulmones seguirán deteriorándose a pasos agigantados.

Es cierto que existen otros factores de riesgo para el EPOC. Un ejemplo de ello es la contaminación ambiental. Sin embargo, la gran mayoría de los pacientes son o han sido fumadores. El humo del tabaco, su inhalación, es la primera causa de muerte por EPOC.

Terminar de una vez por todas nuestra relación con el tabaco, acudir al médico para que nos prescriba el tratamiento que nos permitirá una mejor calidad de vida y tomar hábitos saludables, hará que nos sintamos mucho mejor.

EPOC y Entorno

Los factores de entorno como la contaminación, el polen, virus respiratorios o cambios extremos de temperatura pueden provocar un empeoramiento de la situación del paciente de EPOC. Por ello, es aconsejable un conocimiento de los factores desencadenantes de exacerbaciones respiratorias para un mejor control del EPOC.

Esto lo puedes conseguir descargándote el Diario de Salud Respiratoria de Zensei, y ayúdate de ella para saber cuáles son las condiciones ambientales de cada día, y llevar un control de tus síntomas respiratorios, asociandolos con lso factores de entorno.