Hoy en día percibimos la salud como un proceso de mantenimiento individual, donde nosotros mismos somos los que tenemos que esforzarnos en mantenerla y cuidarla, pero esta concepción de la salud es más bien moderna. En el siglo XX, los individuos no eran los encargados de mantener su salud, sino que eran los propios médicos y su conocimiento experto los encargados de protegerla.

Esta realidad se ha conformado de diferente manera en nuestra sociedad contemporánea. Tras la revolución de los medios de comunicación y el desarrollo de la globalización, hemos dejado de percibir la medicina como la panacea contra todos los males, y ahora somos nosotros mismos los encargados de producirla y mantenerla. Indiscutiblemente, la medicina sigue jugando el papel fundamental en la lucha contra las enfermedades y la prolongación de la vida, pero actualmente hay un matiz que ha cambiado.

De acuerdo con el Informe de la Comisión Europea sobre sostenibilidad de los sistemas de salud en la UE, desde el comienzo de la crisis en 2009 se estima que el gasto público en salud ha decaído en 12.000 millones de euros. En España, esto se traduce un mayor porcentaje de pacientes en lista de espera para consultas especializadas y un menor porcentaje de camas hospitalarias. Según El Círculo de la Sanidad, esta es la imagen más reciente del Sistema Nacional de Salud, y el futuro tampoco parece ser muy prometedor: el Plan de Estabilidad para el año 2019 establece que la inversión en sanidad disminuirá todavía más, al 5,7 %.


Gasto salud

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud prevé un incremento en las enfermedades crónicas que aumentarán a nivel global en los próximos años debido a causas comportamentales como dietas inadecuadas, tabaco, alcohol y nuestro estilo de vida cada vez más sedentario. Además, la contaminación atmosférica, sobre todo en las zonas urbanas donde existe un modelo de vida más acelerado, ejerce efectos perjudiciales para la salud que se mantendrán durante los próximos años, como dolores de cabeza o enfermedades respiratorias e incluso enfermedades más severas, como las cardiovasculares y cáncer.


Contaminación Madrid

Teniendo en cuenta todos estos factores, ¿Qué podemos hacer para paliar estos efectos perjudiciales a la salud adheridos a nuestro modo de vida social y económico? ¿Cómo hacemos para asegurarnos el futuro de nuestra salud y bienestar con un sistema médico con cada vez menos capacidad de actuación? La responsabilidad recae entonces, en nosotros mismos.

Según el sociólogo Ricardo Jiménez Aboitiz, hemos desarrollado una nueva moral de la salud precautoria que insta a los individuos a que se preparen de antemano responsabilizándose de su propia salud. De esta manera, nosotros mismos nos convertimos en un condicionante al desarrollo de la enfermedad y al progreso o no en la misma. Dado este nuevo paradigma, Zensei apuesta por las nuevas tecnologías. Nosotros creemos que el futuro de la salud se encuentra en la capacidad de los nuevos dispositivos que son capaces de analizar datos, y a partir de éstos, deducir patrones predictivos para informarte de cómo mantener tu salud.

Según el último análisis realizado por EY Global, la salud está cada vez más conectada a nuestra vida diaria debido a los nuevos avances en comunicación como aplicaciones móviles. Estas nuevas aplicaciones están empezando a jugar un rol muy importante en la industria de la salud, ofreciendo al paciente una información más detallada sobre sus síntomas y riesgos y así, un mayor control sobre su salud.


Zensei calidad del aire, contaminación, gripe

Desde Zensei, queremos ser parte de esta revolución tecnológica y brindarte la información y el apoyo necesarios para que seas responsable de tu propia salud y conozcas los riesgos reales que te puedan afectar. A través de nuestra aplicación, predecimos situaciones y realizamos diagnósticos del entorno físico, hábitos y factores sociales que nos rodean, como cambios climatológicos extremos, niveles de contaminación, radiación ultravioleta e incluso riesgos que puedan afectar a los más pequeños, como bronquitis, varicela o incluso piojos.

Zensei notifica diariamente distintos riesgos a los que está expuesta tu salud y además te dará consejos para ayudarte a cambiar tus hábitos para evitar dichos riesgos a los que estamos expuestos en nuestra vida diaria y así poder llevar un modo de vida más saludable.

Zensei se suma la revolución de la salud. Únete al futuro con nosotros ¡No te quedes fuera!

Referencias:

[1] EY Global

[2] Informe de la Comisión Europea

[3] Círculo de la Sanidad

[4] Plan de Estabilidad para el año 2019