La sinusitis puede estar causada por muchos y diversos factores y no todos ellos reaccionan a la administración de antibióticos.


La sinusitis crónica tiene lugar cuando los espacios interiores de la nariz y la cabeza, llamados senos nasales, se inflaman en una situación que se perpetúa y llega a superar los tres meses, a pesar del tratamiento.

Sinusitis definición

Esta afección común interfiere con la forma en que el moco normalmente drena y hace que la nariz se congestione. La respiración a través de la nariz puede ser volverse difícil y el área alrededor de los ojos se hincha y se torna más sensible.

La sinusitis crónica puede ser provocada por una infección, por el crecimientos de los senos paranasales (pólipos nasales) o por la inflamación de su revestimiento. También llamada rinosinusitis crónica, la afección puede afectar tanto a adultos como a niños.

En muchas ocasiones, sobre todo cuando la afección se traduce en una infección, hay que tomar antibióticos para la sinusitis.

Los síntomas de la sinusitis

Los síntomas

Los signos y síntomas comunes de la sinusitis crónica incluyen:

· Inflamación nasal

· Secreción espesa y decolorada por la nariz

· Drenaje por la parte posterior de la garganta (drenaje posnasal)

· Obstrucción o congestión nasal, que causa dificultad para respirar por la nariz

· Dolor, sensibilidad e hinchazón alrededor de los ojos, mejillas, nariz o frente

· Reducción del sentido del olfato y del gusto

Otros signos y síntomas:

· Dolor de oído

· Dolor en la mandíbula superior y en los dientes.

· Tos o carraspeo de garganta

· Dolor de garganta

· Mal aliento

· Fatiga

La sinusitis crónica y la sinusitis aguda tienen signos y síntomas similares, pero la sinusitis aguda es una infección temporal de los senos, a menudo asociada con un resfriado común. Los signos y síntomas de la sinusitis crónica duran al menos 12 semanas, pero es posible que padecer varios episodios de sinusitis aguda antes de desarrollar una sinusitis crónica. La fiebre no es un signo común de sinusitis crónica, pero sí de una sinusitis aguda.

Cuándo ver a un doctor

Existe una serie de síntomas especiales que hacen necesario que, si aparecen, programes una cita con tu médico.

· Si has tenido sinusitis varias veces y la afección no responde al tratamiento.

· Tienes síntomas de sinusitis que duran más de 10 días.

· Tus síntomas no mejoran con tu tratamiento médico.

Consulta a un especialista inmediatamente si tienes los siguientes signos o síntomas, que podrían indicar una infección grave:

· Fiebre

· Hinchazón o enrojecimiento alrededor de los ojos

· Dolor de cabeza intenso

· Hinchazón de la frente

· Confusión

· Doble visión u otros cambios en la vista

· Rigidez en el cuello

Principales causas de la sinusitis

Entre las causas más comunes de la sinusitis se encuentran los que enumeraremos a continuación. Hay que tener en cuenta que en algunos casos las sinusitis no responde al tratamiento médico y en otros se precisan antibióticos para su control.

Pólipos nasales. Estos crecimientos de tejido pueden bloquear las fosas nasales o los senos nasales.

Tabique nasal desviado. Un tabique torcido (la pared entre las fosas nasales) puede restringir o bloquear los pasajes sinusales, empeorando los síntomas de la sinusitis.

Otras afecciones médicas. Las complicaciones de afecciones como la fibrosis quística, el VIH y otras enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario pueden llevar a un bloqueo nasal.

Infecciones del tracto respiratorio. Las infecciones en el tracto respiratorio, que generalmente son resfriados, pueden inflamar y engrosar las membranas sinusales y bloquear el drenaje de moco. Estas infecciones pueden ser virales, bacterianas o fúngicas.

Alergias como la fiebre del heno. La inflamación que ocurre con las alergias puede taponar los senos paranasales.

Factores de riesgo

Antes de saber si es bueno tomar antibiótico para la sinusitis, continuamos facilitando información relevantes sobre esta afección. Ahora nos toca enumerar cuáles son los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer esta dolencia.

· Un tabique desviado

· Pólipos nasales

· Asma

· Sensibilidad a la aspirina y a su principio activo, el ácido acetilsalicílico

· Una infección dental

· Un trastorno del sistema inmunológico como el VIH / SIDA o la fibrosis quística

· Fiebre del heno u otra condición alérgica

· La exposición regular a contaminantes como el humo del cigarrillo

Por otro lado, no podemos dejar de hacer mención sobre ciertas complicaciones. Aunque se presentan rara vez, se deben tener en consideración, tanto en la sinusitis aguda como en la sinusitis crónica. Las más graves son las que siguen:

Problemas de la vista

Si tu infección sinusal se propaga a la cuenca del ojo, puede causar una disminución de la visión, incluyendo un tipo de ceguera que puede acabar siendo permanente.

Las infecciones

Por lo general, las personas con sinusitis crónica pueden desarrollar una inflamación de las membranas y el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal. Es lo que conocemos como meningitis. No se descartan tampoco el desarrollo de una infección en los huesos o una infección grave de la piel.

Por otro lado, en el caso de la sinusitis en niños, se pueden dar circunstancias con alteraciones y efectos secundarios de cierta gravedad que, en algunos casos pueden derivar en consecuencias dramáticas.

Es preciso que, ante los primeros síntomas, el pediatra valore las opciones y alternativas para ayudar a los más pequeños. En muchos pacientes infantiles, el tratamiento pasa por tomar antibiótico para la sinusitis.

Acciones preventivas contra la sinusitis

La prevención, como en casi todas las patologías, puede resultar un buen método para mantener la infección sinusal lo más alejada posible. Veamos algunas acciones que sirven de gran ayuda a la hora de prevenir la sinusitis crónica.

· Evitar las infecciones respiratorias superiores. Minimiza el contacto con personas que están resfriadas. Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón, especialmente antes de las comidas.

· Gestiona tus alergias. Trabaja con tu médico para mantener los síntomas bajo control. Evita la exposición a aquellas cosas a las que eres alérgico todo cuanto te sea posible.

· Evita el humo del tabaco y el aire contaminado. El humo de los cigarrillos y los contaminantes del aire pueden irritar e inflamar los pulmones y las fosas nasales.

· Usa un humidificador. Si el aire de tu hogar está muy seco o usas sistemas de calefacción, que también resecan tu entorno, debes tomar medidas. Aumenta el nivel de humedad y te ayudará a prevenir la sinusitis. Asegúrate de mantener el humidificador limpio y libre de moho con una limpieza regular y completa.

Diagnósticos y tratamientos para superar la sinusitis

Existe un protocolo para poder determinar si un paciente está sufriendo sinusitis aguda, sinusitis maxilar, sinusitis crónica… En cualquier caso, el facultativo comenzará realizando una exploración externa. Procederá a palpar zonas determinadas que se vuelven más sensibles con las afecciones sinusales.

Lo primero que hará será tocar la cara y la nariz, con ello busca signos que muestren que existe mayor sensibilidad. También procederá a observar el interior de las fosas nasales.

Sin embargo, para casos más complejos, el médico cuenta con una serie de elementos con los que apoyarse para poder emitir un juicio clínico bien fundamentado y determinar con toda certeza si se encuentra ante un caso de sinusitis.

· Pruebas de imagen. Las imágenes tomadas con Tomografía Computerizada o Resonancia Magnética pueden mostrar detalles de los senos nasales y de la nariz en general. De esta manera se pueden advertir circunstancias como una inflamación profunda u obstrucción física que es difícil de detectar con un endoscopio.

· Endoscopia nasal. Un tubo delgado y flexible, de fibra óptica y con una luz, es insertado a través de la nariz. Esto le permite a tu médico ver el interior de tus senos paranasales.

· Una prueba de alergia. Si tu médico sospecha que las alergias pueden desencadenar tu sinusitis crónica, puede recomendar una prueba cutánea de alergia. Una prueba cutánea es segura y rápida y puede ayudar a detectar qué alérgeno es responsable de tus brotes nasales.

· Muestras de tu secreción nasal y sinusal. Los cultivos son generalmente innecesarios para diagnosticar la sinusitis crónica. Sin embargo, cuando la afección no responde al tratamiento o empeora, tu médico puede tomar una muestra del interior de la nariz. Esta prueba podría determinar que los causantes son hongos o bacterias.

Una vez que se haya dictaminado que la afección es la que se sospechaba, se tendrá que actuar con un tratamiento para la sinusitis.

· Corticosteroides nasales. Estos aerosoles nasales ayudan a prevenir y tratar la inflamación. Los más empleados son fluticasona, triamcinolona, ​​budesonida, mometasona y beclometasona. Si los aerosoles no son lo suficientemente efectivos, tu médico podría recomendar enjuagarte con una solución salina mezclada con gotas de budesonida o usar una solución aplicada a través de vaporizadores.

· La irrigación nasal salina. Se lleva a cabo con aerosoles o soluciones nasales, reduce el drenaje y elimina los agentes irritantes y las alergias.

· Corticosteroides orales o inyectados. Estos medicamentos se usan para aliviar la inflamación de la sinusitis grave, especialmente si también tienes pólipos nasales. Los corticosteroides orales pueden causar efectos secundarios graves cuando se usan a largo plazo, por lo que se utilizan solo para tratar síntomas graves.

· Tratamiento de desensibilización a la aspirina. Si tienes reacciones a la aspirina que causan la sinusitis, se emplea otro método. Bajo supervisión médica, gradualmente se te administran dosis cada vez más altas de aspirina para aumentar tu tolerancia.

· Inmunoterapia. Si es un proceso alérgico el que contribuye a tu sinusitis, las inyecciones para alergias (inmunoterapia), ayudan a reducir la reacción del cuerpo a alérgenos específicos y podrían mejorar tu estado.

· Cirugía endoscópica de senos nasales. En casos resistentes al tratamiento o medicación, la cirugía endoscópica de senos nasales podría ser una opción. Para este procedimiento, el médico usa un endoscopio para explorar tus pasajes sinusales. Dependiendo de la fuente de la obstrucción, el médico puede utilizar varios instrumentos para extirpar el tejido o rasurar un pólipo que esté causando una obstrucción nasal. La ampliación de una abertura sinusal estrecha también puede ser una opción para promover el drenaje.

Antibióticos para sinusitis

La mayoría de los pacientes creen que los antibióticos son el mejor remedio para aliviar la sinusitis. Sin embargo, esta teoría no es cierta y este tipo de terapia solo debe ser administrada en causas puntuales.

A millones de personas se les prescriben antibióticos cada año para las infecciones de sinusitis, una complicación frecuente del resfriado común, la fiebre del heno y otras alergias respiratorias. De hecho, del 15% al 21% de todas las prescripciones de antibióticos para adultos en atención ambulatoria son para tratar infecciones sinusales. Desafortunadamente, la mayoría de esas personas no necesitan los medicamentos.

Las infecciones sinusales pueden ser dolorosas. Las personas con la afección generalmente tienen la nariz tapada combinado con una secreción nasal amarilla, verde o gris más dolor o presión alrededor de los ojos, las mejillas, la frente o los dientes que empeora cuando se inclinan.

Pero las infecciones sinusales casi siempre provienen de una infección viral, no bacteriana, y los antibióticos no funcionan contra los virus. Incluso cuando las bacterias son la causa, las infecciones a menudo desaparecen por sí solas en aproximadamente una semana. Y los antibióticos tampoco ayudan a aliviar las alergias.

Entonces, ¿cuándo son necesarios los antibióticos?

Por lo general, se requieren solo cuando los síntomas duran más de una semana, comienzan a mejorar pero luego empeoran o son muy graves. Los síntomas preocupantes que pueden justificar un tratamiento antibiótico inmediato incluyen fiebre de más de 38.6 ° C, dolor extremo y sensibilidad sobre los senos paranasales, o signos de una infección de la piel, como una erupción caliente y roja que se propaga rápidamente.

Esperamos que esta pequeña guía te haya servido para aclarar muchas cuestiones como la sinusitis y sus síntomas, la sinusitis y su tratamiento o cuándo es preciso tomar antibióticos para la sinusitis. Si tienes alguna duda sobre el tema te animamos a que nos dejes tus preguntas, estaremos encantados de ayudarte.